El masaje infantil es una técnica sutil, tierna y agradable, que por medio de la estimulación táctil nos permite comunicarnos de una forma intensa con el mundo corporal y emocional del niño. Tiene muchos beneficios tanto a nivel fisiológico como psico-emocional, ya que promueve la escucha, el vínculo, la seguridad emocional, la autoestima y es una fuente de placer sensorial.

El Masaje Infantil no es una terapia.

En el Centro Ninaia ofrecemos cursos de masaje infantil para padres, madres y/o cuidadores.